Las personas libres jamás podrán concebir lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados.
Ana Frank.

8 sept. 2010

2º Feria

Continuación...

Tras estar absortos mirando las estrellas, por fin, volvimos al mundo real, al menos yo si; me di cuenta de que nos estarían buscando como locos, así que me levanté rápida y ligeramente pero algo me sujetó con fuerza la muñeca como intentando que volviera a sentarme, Javier. Me volví a sentar y le miré con cara de quepuñetashaces.
- Dicen que si antes de besar a la persona amada has contemplado las estrellas, no la besarás de la misma forma que si hubieras observado las paredes de una habitación, sino de una forma más sutil y delicada - me susurró con la mirada clavada en el infinito cielo. Me quedé absorta sin decir ni una palabra y miles de preguntas empezaron a atormentar mi cabeza como curiosos periodistas en busca de información ¿A qué se refiere? ¿Qué ha querido decir con eso? ¿Acaso solo quiere que vea su romanticismo? ¿Me tomará el pelo? ¿Estará de broma?...preguntas con una respuesta ajena a todo lo pensado. Se giró al verme ensimismada y me levantó la barbilla intentando que le mirara fijamente, me ponía nerviosa estar tan cerca de él, mi nariz rozando la suya y la suya la mía, mis ojos mirando sus grandes y expresivos ojos verdosos, mi labios a punto de rozar sus carnosos labios..a cada segundo más cerca nos encontrábamos el uno del otro, hasta que al fin me lo dio ¿Que qué me dio? Pues me dio "eso" que expresa tantas cosas cuando lo das, "aquello" que tanto demuestra sobre lo que sientes hacia esa persona...sí, un beso alocado pero dulce muy dulce.
Tras darme ese beso que me hizo ver las mismísimas estrellas se fue separando muy lentamente de mí, como si no quisiera estropear el momento pero a la vez comprendiera que eso no podía ser eterno; seguía ensimismada, cómo si nunca me hubieran dado un beso, pero en efecto nunca me habían dado uno tan tierno y dulce. Entonces como si no hubiera ocurrido nada se levantó y miró a lo lejos a la vez que me señalaba:
- Deberíamos volver ya con los otros, deben de estar preocupados - ¿¡Qué!? ¿¡Cómo!? ¡No me seas payaso! Después de la tensión que me has metido me sales con eso.
- Em...bueno...sí...tienes razón, deberíamos...deberíamos volver - Lo que más me reventó fue mi reacción, como puedo ser tan tonta y a la vez tan pava. Me levanté de un salto aunque algo trastornada aún y le seguí. Lo notaba raro. Estaba muy callado, deseaba que me hablara, que me dijera "Ey mira que te he dado el beso porque..." deseaba alguna explicación; pero nada...no me dijo nada.
Llevábamos 15 minutos buscando a los demás hasta que juré ver la figura de Ángeles, le toqué el hombro y se giró asustada hacia mí, me abrazó y sí, había estado preocupada.
- ¿Dónde os habíais metidos majaderos? - A veces la confundía con mi madre, esa forma de expresarse cuando estaba preocupada y enfadada a la vez era igualita a la de mi madre..
- A mi no me mires, Susanita insistió en ir a la tienda de Robinson a por unos cuántos dulces y encima la muy zampabollos se los comió todos por el camino - Dijo Javier guiñándome el ojo ¡Pero que mentirosillo está hecho! ¡Y encima me llama Susanita y lo que es peor zampabollos! Pero en fin esta vez se lo perdoné ya que me había ahorrado el inventarme una excusa.
Ángeles me miró con cara "¿seguro?" y como no veía ninguna reacción anormal en mí, se lo creyó, y sin más dilamiento nos fuimos a probar algunas atracciones. Sobre las 00:30 nos apresuramos en ir hacia la entrada de la puerta, nos esperaban nuestros padres ansiosos por saber de nosotros y acostarse de una vez por todas. En el camino Javier se acercó a mí y me volvió a susurrar:
- Espero que no te haya molestado el beso, no encontraba forma de decirte cuánto me gustas a pesar de que ahora mismo acabo de decírtelo - sonrió y seguidamente se despidió de todos nosotros al tener que marcharse ya.
Noté que dentro de mí empezaron a salir espontáneamente gritos y más gritos de júbilo. Me sentía feliz, llena de una enorme felicidad y eso que yo misma creía que a Javier ya no lo quería tanto como antes, pero se nota que estaba totalmente equivocada, muy equivocada. Aún seguía queriéndole, aunque esta vez mucho más.
Aquí todo diario; mañana seguiré.

Susanita ¡Oinch! ¡Javier!

Susana.

6 comentarios:

Alas Clarín dijo...

Hola :)
Perdonad por tardar tanto en publicar, estos días he estado muy ocupada aunque cuando podía meterme era para leeros y no tenía mucho tiempo la verdad, también he estado unos días en Madrid lo que me ha hecho más difícil escribir, desde ahora prometo tardar menos en publicar a pesar de que llegan las clases y no tendré mucho tiempo, pero en fin lo intentaré.
Gracias a los que me seguís!
Besos a todos y mil perdones!

Martita dijo...

Hola!!
Estaba deseando que escribieras :)
Que romantico lo del beso bajo las estrellas...Y luego le dice que le gusta.
ME HA ENCANTADOO ^^
Para no gustarme, si escribes genial!

1besooy sigue escribiendo :D

Metia dijo...

oishh!!1 que mono !!! lo de las estrellas q romanticoo!!! un besote ( 4 capitulo a dispnible en mi blog (L))

Marta dijo...

hola!!
bueno pues ya es la tercera vez que comento aqui... no me preguntes porque pero no me guarda los comentarios! y ni siquiera se si vas a ver esto...
en fin que me a encantado!! que quiero que sigas!! que esta genial!!! no tardes tanto como la otra vez xfa!!!
un beso enorme guapisima!!
y sigue asi que estoi muy intrigada!

Alba dijo...

holaa! me encanta el blog, me he hecho tu seguidora :)
Pasate por el mio a ver si te gusta: http://elgranmundodealba.blogspot.com

Carmen dijo...

Aishhhh, me encanta me encanta y me reencanta<33