Las personas libres jamás podrán concebir lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados.
Ana Frank.

27 sept. 2010

Bob Esponja & su eterna sonrisa


08/09/2010
Al igual que la anterior noche, la noche del sábado, en esta noche no pegué ojo. Me sentía aturdida por las confesiones de lo que sentía Javi hacia mí. Me sentía culpable de no haberle dicho nada. Me sentía inútil en esta vida sin fin feliz. Sentía tantas cosas que ni 100 años me bastarían para dictarlas todas.
A veces me preguntaba cómo una criatura como Bob Esponja podía tener siempre esa sonrisa, como yo digo, su eterna sonrisa, y en cambio yo permanecer con una sonrisa no más de 10 segundos. Él siempre con su ingenuidad. Yo cambiando más que el tiempo, era increíble como a veces pasaba de llorar desconsoladamente a reírme a más no poder. Pero Bob nunca cambiada, siempre era él, y cuando digo él me refiero a él más su eterna y deslumbrante sonrisa. Recuerdo cuando tenía no más de 6 años, siempre corriendo de allí a allá, siempre jugando con mi preciado montón de muñecas minuciosamente cuidadas, siempre con mi sonrisa a la que tanto echo de menos. Sí, libre de preocupaciones. Amaba esa vida aunque como siempre dicen "Nada es eterno". A pesar de ello siempre mantengo la esperanza de que alguien, la persona destinada a permanecer a nuestro lado hasta el fin de nuestros días o como llamamos todos nuestra media naranja, aparezca y me haga recobrar la sonrisa más sincera que el ser humano puede otorgar a la vista. Claro que a veces como todo sueño, siento que esa esperanza se va disipando poco a poco como la luz de una vela con un leve soplo.
Aún así seguiré esperando como quien espera ver algún día su sueño cumplido.

Susana.

1 comentario:

Martita dijo...

Holaa!
Por fin publicastess :)
Llevas muchisima razon en todo loo que dices!
Aunque te ha salido un poco corto,pero me encanta!
1besoo