Las personas libres jamás podrán concebir lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados.
Ana Frank.

17 oct. 2010

Realmente enamorada


13/10/2010
Soñé con él. Con el momento en el que él me besó por segunda vez. Con el momento en el que él dejó una gran señal en mi corazón, una señal que nunca, ni por los siglos de los siglos, conseguirá borrarse de aquel sitio que ya le pertenece, mi corazón.
Diario, no sabría cómo explicarte lo que viví en aquel momento, fueron una mezcla de tantas sensaciones agradables; fue como un sueño, un sueño que nunca pensé que se hiciera realidad. En definitiva fue mejor que el primer beso que me dio. No sé como lo hace que cada vez que mis labios rozan los suyos las sensaciones que siento son aún mejores que la anterior.
Tras empezar a caminar silenciosamente acompañados por la tenue lluvia que caía y caía empapándonos cada vez más y más, Javier cogió un mini paraguas que tenía en el bolsillo y lo abrió. Tenía todos los colores del arcoiris, era hermoso. Caminamos y caminamos siempre con el silencio por medio. Las cuerdas vocales se me habían paralizado, no podía articular palabra, me sentía tan nerviosa. Él en cambio me lanzaba alguna que otra sonrisa cuando intercambiábamos miradas para ver como estaba el otro. Le veía muy callado ¿estaría tan nervioso como yo? Quién sabe.
Caminábamos a paso lento como si ninguno de los dos quisiera que ese momento acabase nunca. Escuchábamos las gotas caer sobre el animado paraguas, el ruido me tranquilizaba, me transmitía confort.
Llegamos a una curva, mi casa estaba a apenas veinte pasos de aquella curva. Se paró, me paré con una mueca en la cara ¿acaso no quería seguir? Me miró y me dijo con sus sonrisa siempre en sus labios:
- Bueno, ya hemos llegado, si no me equivoco esa es tu casa - Estaba dudoso.
- Sí, esa es mi casa, la de color rosado y con una enorme ventana en el centro, mi ventana - Calló.
- En fin muchísimas gracias por acompañarme ... - Le dije pero me cortó antes de que pudiera articular palabra alguna.
- Em sí, no hay de qué, ha sido un placer pero ... bueno déjalo, nada - ¡Dilo!
- Entonces adiós. Hasta pronto - Dije. Le hice un gesto con la mano ¡Oh! ¡Qué tonta soy! Dile que quería decirte, insiste.
- Un momento - Me cogió del brazo y me acercó a él pausadamente. Fijó sus enorme ojos en mí.
- ¿Sí? - Se formó una gran tensión entre nosotros, mis ojos casi empezaron a lagrimear de la emoción que sentía en aquel momento.
- ¿Te volveré a ver pronto?
- Claa...claro...mm...ss..sii, claro...que sí - ¡Ah! ¿Por qué en estos momentos las palabras no querían salir de mi boca? Empecé a tartamudear como una loca, estaba muy nerviosa, empecé a decir tonterías una detrás de otra sin entender siquiera yo lo que decía pero en ese momento me besó.
En efecto, soñé con ese beso, fue aún mejor que el primer beso que nos dimos. Le abracé y le sujeté fuertemente hacia mí; no, no quería que se separara de mí, no quería que pasasen días y días hasta volverle a ver, no quería sufrir más.
Él aceptó mi abrazo. Sentí los latidos de su corazón. Iban a tal velocidad que cualquiera hubiera supuesto que estaba tan nervioso como yo. Me acarició el moflete que pasó de blanco como la nieve a ponerse rojo como un tomate, tras esto me besó en él. Me puse más colorada aún, pero eso ya no me importaba. La gente pasaba y pasaba y se quedaban mirando descaradamente como permanecíamos él y yo abrazados el uno al otro pero a nosotros no nos importaba, lo único que me importaba en ese momento era él. Le amaba tanto. Y pensar que nunca me había dado cuenta de lo que el significaba para mí, pensar que era el primo de mi mejor amiga y que nos habíamos visto tantas veces y que nunca me hubiera dado cuenta de cuánto lo amaba.
Empezó a llover cada vez con más intensidad. Íbamos a coger un catarro como no nos alojásemos en algún lugar cubierto.
¡Mierda! Se me olvidó que mis padres me esperaban para almorzar, me pegarían una buena regañina, aunque que más da que me regañaran, si estaba con él me daba lo mismo.
Se acercó a mi oído y me susurró dulcemente.
- Será mejor que vayas a tu casa, tus padres te estarán esperando y no quiero que te regañen. Además el tiempo esta empeorando y vamos a coger un buen resfriado - ¡Qué mono! Se preocupa por mí.
- Tienes razón pero ¿me das tu número de móvil?
- No me lo sé y encima se me ha olvidado el móvil, hace apenas tres semanas que estoy con uno nuevo pero tranquila tengo el tuyo, lo cogí del móvil de Ángeles - ¡Oins! Bueno si es mono.
- Ajá. Cuando quieras puedes llamarme. Hasta la próxima - Mis ojos soltaron una pequeña lágrima.
- Hasta pronto. Te quiero Susan, te quiero mucho - ¿Esto es un sueño? No despiertes nunca Susan.
- Yo también te quiero Javier; gracias por todo - Le sonreí y me dirigí corriendo hacia mi casa con lágrimas en los ojos, me sentía contenta porque por fin le había dicho que le quería y triste porque no me quería separar de él pero debía hacerlo.
No volví a mirar hacia atrás, no podía porque sino lloraría más. Llegué al portal de mi casa con Lena y Fredi que habían estado jugando alrededor del parque de mi barrio. Me sequé las lágrimas antes de entrar no quería que mis padres me vieran así ¿que pensarían? Entré corriendo con la cabeza agachada hacia mi habitación. Mi madre me gritó para que bajara a comer y seguramente para pegarme una regañina de paso por el retraso. Entré en mi habitación y cerré la puerta. Me acerqué al espejo y vi mis ojos hinchados ¿tanto había llorado? Me los sequé un poco y intenté sonreír. Sí, perfecto.
Tras esto me tumbé en la cama, no tenía apetito, empecé a darle rienda suelta a mis pensamientos. Le adoraba tanto. Me había hecho la adolescente más feliz del mundo.
¡Te quiero Javier! ¡Te quiero mucho!
Aquí todo diario; mañana seguiré.

Tu aún más enamorada Susana.

8 comentarios:

Martita dijo...

Holaa!!
Aii que bonitoo :)
De verdad, he empezado a llorar!Los dos tan enamorados...!
ME HA ENCANTADO,COMO TODOS LOS QUE ESCRIBES.
Espero que publiques cuando puedas y no nos dejes con esta duda tan grande de que pasara en el siguiente capituloo!
1besazooo :D

Marta dijo...

Hola!!
Joooo yo tambien quiero un Javier!! que envidia!!
me estoy enamorando un poco yo tambien de Javier y todo!!
Yo tambien hubiera llorado :( Que penita!! Pero bueno, se quieren y ya esta!!
Me encanto :)
Besitoos :D

Claudia Loving Music dijo...

Me encanta TODO lo que escribes! Es precioso! :D
Dame uno como ÉL que me hace falta (ya publicaré en breve mis desengaños amorosos...-.-")
Un besazo guapísima y sigue así! ♥

Metia dijo...

diooos me encantaa !!! es preciossoo!!!!
me encnata me ncnta me encnata
me encnatria xd tener mas adjetivos pero ... soy una chica de pocas palabra xd !!!
me encnta otra vez ala !!! ajajja
un beszo guapa y nunca nunca nunca pares de escribir!
(LL) metia

Metia dijo...

amms ... xd
otra cosa qu quisera saber!!
las fotos son tuyas??
esqesta super bn echas!! (LLL))

Lily dijo...

Me ha encantado esta nueva entrada :)


- Un momento - Me cogió del brazo y me acercó a él pausadamente. Fijó sus enorme ojos en mí.
- ¿Sí? - Se formó una gran tensión entre nosotros, mis ojos casi empezaron a lagrimear de la emoción que sentía en aquel momento.
- ¿Te volveré a ver pronto?


Lo amooooooo!!!!
Increíblemente adorable :)

Un beso linda!

Carmen dijo...

Escribes fantásticamente bien preciosa!
me encantan las expresiones que utilizas y me encanta... Javier!
Es taaaan mono:33
pues eso, que sigas asi!

Un besazo!(:

Salmón dijo...

ya he publicado un nuevo capitulo,al fin pasate y comenta,un besazo!