Las personas libres jamás podrán concebir lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados.
Ana Frank.

6 oct. 2010

Totalmente feliz


10/10/2010
Cualquier locura, cualquier sonido, cualquier dulce olor, cualquier textura produce en mí una serenidad absoluta, pinta en mis labios una gran sonrisa, relaja mis músculos y me hace sentir feliz. Exacto, diario. Hoy me siento feliz, no, feliz no, radiante. Mi sonrisa nunca se me borra de la cara, mis ojos desprenden destellos de luz, mis mofletes siempre hinchados, mi mente en blanco, serena, sin ningún problema que la atormente.
Siento una sensación tan agradable. Me siento tan feliz por así decirlo. No consigo enfadarme ni poner mala cara cuando se me  pone por medio algún problema del día, al revés, me entra la risa tonta. Y eso me encanta. Me encanta sentir que ningún problema puede conmigo, con mi felicidad; me encanta sentirme feliz; me encanta reír y reír a carcajadas; me encanta esta sensación, esta sensación de paz.
Me acuerdo que mi abuela cuando yo era una renacuaja, me repetía una y otra vez con su dulce voz de olor endulzante las siguiente palabras: "Una sonrisa significa mucho. Enriquece a quien la recibe; sin empobrecer a quien la ofrece. Dura un segundo, pero su recuerdo, a veces, nunca se borra." Sabias palabras.
Esta mañana antes de salir corriendo hacia el autobús del colegio, mi hermano pequeño Jorge se interpuso entre la puerta que me daría la salida de mi dulce hogar y yo, le miré con cara enfadada a punto de quitarle de un manotazo pues llegaba tarde, él me miró fijamente con sus grandes ojos azules no más de 10 segundos y tras este breve silencio se acercó a mí y me dio un cálido beso en la mejilla después me susurró al oído: "Te quiero mucho hermana." Tras esto, silenciosamente se separó de mí y me dio paso. Me quedé atónita. Este no era mi Jorge ¿Acaso me lo habían cambiado? Aunque si así fuera me encantaría que me lo dejarán así; el corazón me estalla de felicidad cuando alguien muy cercano me muestra sus más sinceros sentimientos hacia mí. Y mi hermano es una de las personas que más feliz me haría en tal caso.
Subí al autobús alegre, contenta, ensimismada en mis apreciados pensamientos. Me prometí nada más sentarme en un rincón del autobús comerme posteriormente a mi hermano a besos. Le debía mucho por hacerme esta mañana más acogedora. Fíjate diario, como las cosas más pequeñas, más insignificantes te hacen sentir mejor, más alegre de un momento a otro.
Tras llegar al colegio me fui directamente a mi clase, eso sí, pasando antes por la clase en la que se encontraba una de mis mejores amigas, Lucía. Una chica de aspecto elegante, con una gran cabellera pelirroja recogida en una enorme trenza, unos ojos verdes con un brillo sin igual. En resumen, una joven de aspecto sereno y muy bello. Como cada mañana le di una cartita y ella otra a mí, para leer cada una, la que habíamos recibido en las siguiente horas de clase hasta que llegara el recreo. Como siempre sus cartas estaban escritas con la más bella caligrafía, bien limpias y con un aroma endulzante.
Tras las dos eternas horas de clase de Biología y Geografía, salí de clase con Alberto, mi mejor amigo, para dirigirme a la zona en la que quedábamos citadas mis amigas y yo. Por el camino me encontré a Ángeles que había faltado las dos primeras horas.
- ¡Qué! Haciendo novillos ¿no? - le insinué a Ángeles.
- Jaja ¿Yo? No, no. Acabo de venir de mi CASA porque me dolía muchísimo la barriga feish - me dijo poniéndome cara de chata.
- Claro, claro...bueno corre y deja la mochila que Lucía me tiene que contar algo - Tras decírselo salió corriendo y no tardo más de 10 segundos en estar de nuevo al lado mía. Alberto y yo flipábamos.
El recreo era la parte que más me gustaba del instituto. Hablaba con todas mis amigas, con las que viven en mi pueblo y con las que viven en el quinto pino. Podíamos espiar a los chicos guapos. Hacíamos mil y una bromas. Animábamos en los partidos de fútbol que se celebran en unos meses exclusivos de cada curso escolar. Y millones de cosas más.
Lo malo que este preciado momento no duraba más de 30 minutos ¡un asco! Volví a mi clase con Ángeles bromeando con Alberto a un lado y con Lucía hablándome a mí y a Natalia a otro lado. Aunque no duró mucho la vuelta ya que pude divisar a lo lejos que mi maestro de francés se dirigía a mi clase con gran rapidez y si no llegaba antes a la clase que él un negativo al canto. Corrí lo más que pude y llegué a tiempo.
Las cuatro horas siguientes de materia me las pasé con un aburrimiento encima inimaginable. Aún así me sentía muy feliz, y además siempre tenía a Ángeles con quien intercambiaba caras raras constantemente. Lo malo que tarde o temprano el maestro te acababa pillando o mirándote con cara de quecarajoestashaciendo.
Cuando por fin pitó nuestro timbre el salvador, para dar paso a la salida del colegio, salí corriendo junto a Natasha, una chica encantadora, hacia el autobús ya que nuevamente estábamos a punto de perderlo, y como que a ninguna de las dos nos apetecía recorrernos unos cuántos kilómetros a patitas para llegar a nuestras respectivas casas. Somos vecinas.
Una vez llegué a mi casa, hice lo que una adolescente corriente de mi edad haría, ponerse con el PC a ver el tuenti, hotmail, blogs, facebook y un largo etcétera. Luego me enfrenté a una dura batalla contra los deberes y estudios. Resultado: victoria.
Al llegar la noche divisé a mi hermano que había estado toda la santa tarde en casa de un amigo. Como prometí me lo comí a besos. Le quiero tantísimo.
Después agotada por el sueño, me acosté, en un dulce y reconfortante sueño.
Aquí todo diario; mañana seguiré.
Por cierto recuerda: ¡Don't worry, be HAPPY!

Susana.

8 comentarios:

Azul cielo dijo...

Oh, muchísimas gracias!
El secreto es que haya algo o alguien muy especial que te haga escribir. Si no lo hay, me lo invento, jeje.
Pues no hablemos, tú tambien escribes muy bien, cuando me "canso" de siempre mi mismo estilo me paso por las tuyas, que son geniales, enserio!! :)
Tú tambien sigue asi!

Por cierto, está claro, ¿Loco? Lo más especial:D
Muchos besitos guapa!

Marta dijo...

hola!!
perdona que te comente tan tarde!! lo siento!! no me pude pasar! no tenia internet!!
Sigue an interesante como siempre!! es imposible que escribas tan bien!! Eres genial sigue asi! y publica pronto preciosa!
Besiitos (L)

ditemi dijo...

me encanta tu manera de expresaar las cosas! wau! :) das tantos detalles....Y ESO MOLA!besitoos

Priscila. dijo...

Muchisimas gracias geeeenia :D sos loo mas (: me encanta tu bloog !

Priscila. dijo...

GRACIAS POR PASAR TANTAS VECES POR MI BLOG Y DEJAR UN COMENTARIO EN CADA ENTRADA, SOS VERDADERAMENTE UNA CAPA TOOOTAL! TE QUIERO MUCHISIMO :D
POR SIERTO .. ES MUY LINDO TENER AMIGOS ASI QUE SEAN TERRIBLES PERO A LA VEZ SOLO CONMIGO BUENISIMO, ESO QUIERE DECIR QUE HAY DIFERENTE TRATO ,NO?

~ EL DE SEGUIR A LOS DEMÁS ,ES COMPLETAMENTE VERDADERO LO QUE HAS DICHO QUE ALGUNOS SE FIJAN EN LA APARIENCIA Y NO EN LO DE ADENTRO, ESO ES LO QUE ME MOLESTA A VECES DE LA GENTE.

~ Y GRACIAS POR COMENTAR SOBRE MI NUEVO ESTILO HALLOWEEN!!! FELIZ HALLOWEEN PARA EL 30, IGUAL VOY A PASAR A SALUDARTE.

DESDE YA, MUCHISIMAS GRACIAS!

Prii

Priscila. dijo...

Wooow graciias, a mi tambien me alegra muchisimo saber que te tengo siempre y que siempre comentas mis entradas con la mejor onda :D ahora sos mi amiga blogger jajajaja , tequiero muchisimo !

Martita dijo...

Holaa!
Muchisimas gracias por pasartee!
Me encantaa la ultima frase, mis amigas siempre me lo estan diciendo :)
Mi hermana pocas veces me da besos! jaja pero cuando me los da me que quedo como diciendo:Vale,esta LOCA! jajaja
Sigue escribiedno y publicando que lo haces genial!
un besazo enormee!

Carmen dijo...

aish, este capítulo me ha encantado, transmite un buen royo increíble!(:
Me encanta como escribes guapísima!
Muaaaaaaak<3